En 1958, con un pregrado de Entomología de la Universidad de Davis en California bajo el brazo, Jon Jessen se mudó a Yuma, Arizona. Fue allí que conoció y se casó con su esposa Liney, profesora e hija menor de un agricultor. Liney enseñó en la escuela, formó su hogar y crió a cuatro hijos, al tiempo que ayudaba a Jon mientras él trabajaba incansablemente para establecer un nuevo negocio que buscaba plagas en cultivos de algodón, alfalfa y hortalizas. Nombró a su nuevo negocio Growers Scientific Services.

En mismo Yuma, el emprendimiento de Jon se convirtió en Gowan Company. Con su hija Juli Jessen ahora como CEO, Gowan ha crecido para convertirse en un negocio de insumos agrícolas a nivel global, con más de 20 entidades en más de 10 países que ofrece soluciones a problemas agrícolas críticos a agricultores alrededor del mundo.